SUPERVISIÓN Y SOLVENCIA DE ENTIDADES DE CRÉDITO

PGUGPaloma Gurrea García
Asociado
CUATRECASAS, GONÇALVES PEREIRA

La crisis financiera vivida a nivel mundial dejó claro la necesidad de fortalecer el sistema financiero, siendo necesario para ello la adopción a nivel internacional de medidas que refuercen la transparencia, incrementen la cantidad y calidad del capital, limiten el apalancamiento, y establezcan exigencias de liquidez más estrictas. Fue con dicho objetivo con el que se redactaron el Reglamento (UE) Nº 575/2013 (“CRR”) y la Directiva 2013/36/UE (“CRD IV”), normas que, entre otros aspectos, vienen a reforzar las exigencias de capital de los bancos y a crear una normativa única a nivel europeo en materia de solvencia para las entidades de crédito.

Desde la perspectiva española, nuestro ordenamiento se adaptó a dichas normas mediante el Real Decreto-ley 14/2013, de 29 de noviembre, de medidas urgentes para la adaptación del derecho español a la normativa de la Unión Europea en materia de supervisión y solvencia de entidades financieras, y la Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito (“Ley 10/2014”).

Es necesario tener en cuenta que dado que CRR es un reglamento comunitario no necesita trasposición, sino que sus disposiciones son de directa aplicación y por tanto, la Ley 10/2014 debe entenderse junto con las disposiciones de CRR. Es decir, las obligaciones principales sobre requisitos de capital y solvencia así como las disposiciones referentes a la adecuada gestión de los riesgos vienen establecidos en CRR y son de aplicación directa en el ordenamiento español, si bien es cierto que la ley española viene a complementar en ciertos casos lo establecido en el reglamento. En este sentido y en relación con la regulación de la materia de solvencia, la Ley 10/2014, de acuerdo con lo previsto en CRD IV, establece determinados “colchones de capital” que vienen a introducir requisitos de capital adicionales a los establecidos en CRR.

En cuanto a las funciones de supervisión de las entidades de crédito, entre otras, bajo la Ley 10/2014 el Banco de España queda encargado de supervisar el nivel adecuado de los requisitos de solvencia y liquidez. No obstante, es necesario llamar la atención sobre la implementación e inicio de funciones del Mecanismo Único Europeo –noviembre 2014- momento a partir del cual, el Banco de España compartirá sus funciones de supervisión con el Banco Central Europeo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *